martes, 5 de abril de 2011

Aprendizaje colaborativo y su importancia en la Educacion a Distancia


El desarrollo tecnológico ha venido impactando en todos los ámbitos del quehacer humano. Y, por supuesto el educativo: la tecnología ha creado nuevas formas de comunicación, nuevas maneras de acceder y de producir conocimiento.
En particular, para la Educación a Distancia la telemática, que resulta de la integración de la informática, la multimedia y las comunicaciones, viene a aportar herramientas que posibilitan la adquisición, organización y distribución de la información, de tal forma, que al parecer el tiempo y el espacio geográfico ya no constituyen, como antes, grandes obstáculos para del desarrollo de esta modalidad educativa.
Las nuevas herramientas telemáticas ofrecen servicios que facilitan la tan anhelada comunicación entre profesores y alumnos, creándose nuevas formas de interactuar, de estudiar y de trabajar. Estas novedosas formas de comunicación ameritan nuevas actitudes y nuevas capacidades por parte de los usuarios.
Es así que, la Educación a Distancia mediada por la telemática requiere de un participante poseedor de habilidades para el trabajo en ambientes virtuales. Según Mariño (2006), éste debe ser responsable de su aprendizaje, debe desarrollar habilidades y destrezas de autoaprendizaje, selección, análisis y evaluación de la información, asumiendo un papel activo y dentro de un ambiente de aprendizaje cooperativo.
Es en este contexto donde aparece una nueva forma de interacción interna entre los integrantes de un grupo mediado por la telemática: el trabajo colaborativo.
Definiciones
En la bibliografía especializada sobre el tema, existen diversa definiciones sobre trabajo colaborativo o cooperativo, algunas de ellas hacen una diferenciación entre los dos conceptos, nosotros los tomaremos como términos equivalentes. Entonces para los efectos que persigue este ensayo, seleccionamos a dos grupos de relevantes autores, uno de ellos lo constituyen Cabero y Márquez (1997), los cuales afirman que el trabajo colaborativo es:
“…una estrategia de enseñanza-aprendizaje de trabajo en pequeños grupos en oposición al trabajo individual y aislado de los estudiantes… …un trabajo que es realizado por todos los miembros que forman parte del equipo para llegar a metas comunes previamente establecidas, por oposición al trabajo individual y competitivo entre los pertenecientes a un grupo a clase, o al menos trabajo sumatorio de partes aisladas por cada uno de los miembros que constituyen el grupo.”
Esta definición resalta el trabajo colaborativo como una estrategia de enseñanza-aprendizaje en el cual todos los miembros participan en “comunidad” para el logro de metas comunes, es una forma de trabajar en grupo que vence el aislamiento y las posiciones competitivas que tanto perjudican la funcionalidad de los grupos en general. Luego tenemos a Guitert y Giménez (2000) que expresan:
“Se lleva a cabo trabajo colaborativo cuando existe una reciprocidad entre un conjunto de individuos que saben diferenciar y contrastar sus puntos de vista de tal manera que llegan a generar un proceso de construcción del conocimiento. Es un proceso en el que cada individuo aprende más de lo aprendería por sí solo, fruto de la interacción de los integrantes del equipo”.
Guitert y Giménez nos ofrecen una definición más completa en el sentido que incluyen la manera de lograr un trabajo colaborativo: a través de la reciprocidad de individuos que poseen habilidades para diferenciar y contrastar sus puntos de vista, además los autores afirman que a través de ese proceso cada uno de los individuos aprende más de lo que aprendería por sí solo. De esta manera, ya comenzamos a aclarar en qué consiste y cuál es la importancia del trabajo colaborativo.
Basamento Pedagógico
Lógicamente, para todos los que estamos comprometidos con la Educación a Distancia, es importante tener claro el cómo es la sustentación psicológica y pedagógica del aprendizaje en entornos de trabajo colaborativo. En este sentido, hablar de ambientes de aprendizaje colaborativo es basarnos en los principios de las teorías constructivistas, las cuales consideran al aprendizaje como un proceso interno de entendimiento, que se produce cuando el que aprende participa activamente en la comprensión y elaboración del conocimiento (Mayer, 2000). Además el constructivismo social (Vygotsky, 2000) argumenta que la cultura (los saberes) y el contexto son importantes en la formación del entendimiento. Es así que, el conocer y el proceso de construcción del conocimiento se originan en la interrelación social de las personas que comparten, comparan y discuten ideas. Es a través de un proceso interactivo que el que aprende construye su propio conocimiento. En el contexto del aprendizaje social interactivo el trabajo colaborativo se presenta como un excelente modelo para garantizar mejor la eficacia de un proceso de aprendizaje con un mayor beneficio para el grupo. A través del trabajo colaborativo se logra un compromiso grupal e individual en la construcción del conocimiento (Hamada y Scout, 2000).
En consideración a todo lo anterior y analizando los aportes de autores como Mecer (1997) y Johnson y Johnson (1999), podemos establecer lo que consideramos más relevante en cuanto a características, ventajas y limitaciones del trabajo colaborativo.

Características
• Esta basado en una fuerte relación de interdependencia de los diferentes miembros que lo conforman, de manera que el alcance final de las metas concierne a todos los miembros.
• La formación de los grupos en el trabajo colaborativo es heterogénea en habilidad y en las características de sus miembros.
• Todos los miembros tienen su parte de responsabilidad para la ejecución de las acciones del grupo.
• La responsabilidad de cada miembro es compartida.
• Se persigue el logro de objetivos claramente definidos.
• El trabajo colaborativo exige a los participantes habilidades comunicativas, relaciones simétricas y recíprocas y deseo de compartir la resolución de las tareas.
Ventajas del Trabajo Colaborativo
  Las estrategias de enseñanza están centradas en el estudiante, adaptándose a sus características y necesidades.
  Conecta a estudiantes dispersos geográficamente.
  Se puede hacer evaluaciones individuales de los estudiantes.
  Se reducen los costos para la realización de actividades formativas.
  Permite la utilización de diferentes recursos multimedia.
  Puede desarrollarse con diferentes tipos de plataformas de teleformación.
• Se pueden utilizar diversas herramientas de comunicación virtual  tanto sincrónicas como asincrónicas.


Limitaciones del Trabajo Colaborativo
• Se necesita una estructura administrativa específica.
• Se requiere personal de apoyo técnico.
• Costo de los equipos con las calidades necesarias para desarrollar la propuesta formativa.
• Las actividades en línea pueden llegar a consumir mucho tiempo.
• Cuidados con los derechos de autor en el mundo virtual.
• No todos los cursos se prestan para ser desarrollados por la web.
• Conocimientos especializados para la elaboración de los entornos virtuales.
• Aún falta mucho por investigar sobre el tema del trabajo colaborativo mediado por el Internet.
La Ética ante el Trabajo Colaborativo
Trabajar en un verdadero ambiente colaborativo exige de los integrantes del grupo una ética personal que, generalmente, sólo se puede encontrar en individuos adultos poseedores de una conciencia clara de cómo vivir la vida en comunidad y poseedores de unos hábitos de efectividad (Covey, 1998) que le garanticen el éxito de sus emprendimientos. No obstante, como nosotros no somos ni nuestros hábitos ni nuestras virtudes, porque ambas cosas se pueden obtener a través del aprendizaje, es posible que cualquier persona sana, con un buen nivel de motivación, se anime y se desenvuelva con éxito dentro de un grupo que interactúa de manera colaborativa. Para ello, esta persona tendría que asumir:
• Una iniciativa y/o proactividad ante el trabajo que le corresponde en el grupo.

• Un respeto pos sus compañeros de grupo como seres iguales, con los mismos derechos y deberes.
• Una responsabilidad para asumir las consecuencias de las propias acciones y del grupo.
• El ser independiente como individuo y a la vez interdependiente como grupo.
• Una capacidad de auténtico liderazgo democrático.
Herramientas para el Trabajo Colaborativo
Un grupo de trabajo colaborativo puede hacer uso de todas las herramientas y servicios de comunicación que le ofrece la telemática para llevar a cabo su acción formativa; no obstante, en la actualidad existen algunas herramientas virtuales, software y servicios que se muestran como ideales para el desarrollo de entornos colaborativos virtuales. Entre estas podemos mencionar:
• Las Plataformas de Teleformación: como la Moodle, que posibilitan la creación e impartición de cursos a través de Internet.
• Los Videoconferences: Como la Microsoft office Live Communication y Office Live Meeting.
• Los Chats de texto, audio y/o audiovideo Chat: como Windows Live Messenger y el Skype.
Fundamentación Teoría de la Educación a Distancia
Los cambios que nuestra sociedad ha experimentado han implicado una adecuación y una reingeniería de los sistemas de educación y de las maneras en que ésta se imparte. Esto ha significado entre otros procesos, pasar de un modelo centrado en el profesor a uno centrado en el alumno tal como lo señala Altbach (citado en Cerda,2002) Este cambio de paradigma educativo, requiere necesariamente de una teoría que lo sustente ,que defina conceptos, y entregue un marco de referencia conceptual, además de identificar los problemas y preguntas que la investigación sistemática en el área pueda responder. En este sentido creo que la educación a distancia comparte ciertamente algunos aspectos con la educación llamada “tradicional” como es por ejemplo, el lograr construir y generar conocimiento. Lo que cambia entonces es por una parte, la metodología de trabajo, los roles de los agentes educativos, el entorno en donde se da el proceso de enseñanza-aprendizaje, y el medio por el cual se imparte esta modalidad - entre otros aspectos. De acuerdo a Twigg y Oblinger (citados en Cerda,2002) el aprendizaje en nuestra sociedad actual ocurre al menos en tres escenarios: Las universidades, el trabajo y últimamente en el “Campus Virtual”.
Este cambio de modelo educativo se sustenta además en diversas situaciones, características y necesidades propias de la época post-industrial tales como: Cambio de escenario mundial, la globalización (que trae la posibilidad de integrar la tecnología al diseño de un determinado programa o proyecto educativo a nivel curricular, de aula, y del mundo laboral), cambio en la modalidad de desarrollar los trabajos y funciones dentro de la empresa pues se espera que los trabajadores realicen diversas tareas y que actualicen sus conocimientos de manera frecuente, también influye un medio ambiente altamente competitivo, la explosión del conocimiento y la necesidad de aumentar la productividad y la reducción de los costos de la educación superior entre otros aspectos. En este sentido y por lo anteriormente mencionado, considero que una teoría de la educación a distancia es necesaria, pertinente, y justificable ya que responde a requerimientos y demandas de la sociedad actual; Esta es ,como lo plantea Bruner (citado en Cerda,2002) una sociedad del conocimiento que está en permanente cambio –social, económico, educativo e incluso en la forma en que las personas interactúan en el día a día.
Quisiera plantear además, que el auge de la comunicaciones y de la tecnología facilita y permite que nuestra comunidad sea una comunidad global ,sin fronteras físicas ,ni barreras de tiempo, que afecten la generación y el traspaso de la información y el conocimiento. En este sentido pienso que la modalidad de la educación a distancia es pertinente y un aporte significativo y efectivo para implementar cursos que logren conectar y unir en un ambiente virtual a personas que tienen el interés y la necesidad de lograr objetivos que le permitan acceder a ese conocimiento que requieren, y que la sociedad actual les demanda. Por otro lado, la teoría de la educación a distancia se sustenta también en teorías del aprendizaje propias y particulares, asociadas a esta modalidad, y que explican y fundamentan la existencia y la pertinencia de esta modalidad de enseñanza –aprendizaje. En este sentido diversos autores plantean y desarrollan conceptos, ideas y constructos relacionados con este paradigma educativo y que en definitiva constituyen la teoría.
En relación a lo anterior, puedo mencionar a Moore (citado en Cerda,2002) quien plantea una teoría que integra el concepto de comunicación y que contempla dos dimensiones: comunicación transaccional y autonomía del estudiante. Para él, el espacio que se genera entre el profesor y el alumno ,es lo que denomina “comunicación transaccional”;este espacio puede llevar a una pérdida en la comprensión, afectando el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Este espacio tiene a su vez dos dimensiones : el dialogo (entre el profesor y el alumno mediado por los recursos de comunicación) y la estructura ( la cual se asocia al diseño del curso). Moore (citado en Cerda,2002) señala que la segunda dimensión se relaciona con el grado de autonomía que el alumno tiene.,la cual a su vez esta dada por el grado de la distancia transaccional de cada alumno.
Esta consideración es muy relevante al momento de implementar programas a distancia, ya que permite adecuarlas al contexto educativo y al tipo de alumno y ambiente de trabajo. También me parece interesante la teoría que postulan Verduin y Clark (como aparece citado en Cerda,2002),quienes plantean que la educación a distancia se focaliza en tres dimensiones: dialogo, estructura y autonomía del alumno. La primera dimensión implica el dialogo y el apoyo que se le da al alumno. La estructura involucra elementos tales como ,el conocimiento previo del alumno y estructura del curso y la especialización del mismo.
Por último, la dimensión de autonomía del alumno contempla las aptitudes que él posee y que son particularmente asociadas al alumno adulto y que Malcon Knowles (citado en Cerda,2002) resume en su teoría de “andragogía”;Los adultos tienden a ser más autodirigidos , integran elementos de experiencia desde un repertorio mayor y tienen necesidades puntuales y especificas de aprendizaje. Considero que esta visión y aporte teórico es muy relevante al momento de diseñar un curso a distancia sobre todo cuando ese alumno es adulto Considero que esta postura plantea e integra conceptos como el de comunicación , educación de adultos , especialización y estructura y aptitudes y competencias del alumno y por lo tanto considero que es una aproximación amplia ya que contempla diversos elementos que están presentes en la educación a distancia. Finalmente, considero que a pesar de las diferencias que las diversas aproximaciones teóricas plantean ,todas ellas tienen un fin último coincidente; tratar de explicar y fundamentar a partir de conceptos, evidencia, ideas y experiencias una teoría que defina, sustente y genere a su vez las respuestas que surgen y que es necesario investigar y responder para así implementar proyectos efectivos y orientar de manera concreta a los docentes y alumnos.
Fundamentación de Tecnología Utilizar La tecnología asociada a la educación a distancia entrega una herramienta poderosa y beneficiosa para el aprendizaje de los alumnos y la literatura e investigaciones pueden mostrar una gran cantidad de informes sobre el uso efectivo de esta tecnología. Se puede mencionar por ejemplo, el meta-análisis de Kulik (citado en Cerda,2002) que mostró que en promedio los alumnos apoyados por computador alcanzaron el percentil 64 en pruebas de rendimiento, contrastado con el percentil 50 logrado por alumnos que no usaron computador. Se mostró además que necesitaron menos tiempo para lograr el aprendizaje y tuvieron actitudes más positivas en clases. En este sentido , es importante también señalar que la tecnología que se use en un determinado curso o programa dependerá de los objetivos, metodología tipo de alumnos y recursos entre otros aspectos. La tecnología que propongo para el desarrollo de un curso a distancia, se apoya y se sustenta, en parte, en la base teórica propuesta por Moore , que integra el concepto de interacción entre el alumno el profesor y la tecnología.
Este modelo teórico permite además crear ambientes de aprendizaje virtual flexibles, ya que es posible variar la dimensión transaccional por medio de la graduación del dialogo entre profesor y alumno y la estructura(como se cita en Cook,);El concepto original incorpora la posibilidad de articular los conceptos de estructura y dialogo y la autonomía del alumno además de expandir los conceptos para considerar e incluir aspectos y características propias del ambiente de aprendizaje con tecnología, tal como lo plantea Chen y Willits (citados en Jung,2001) En este sentido se puede señalar también la postura teórica de Keegan quien plantea (como se cita en Cook) Que esta modalidad debiera permitir al alumno escoger formas diversa de aprender, permitir mezclar metodologías que integren la tecnología de tal manera que la construcción del conocimiento se logre de la manera mas efectiva, emplear multimedia, respetar los tiempos , ritmos y formas de aprender de los alumnos y evaluar de manera efectiva sus logros.
Esta tecnología ,sustentada por las teorías mencionadas, se usará en alumnos adolescente por lo que el nivel de autonomía y de auto dirección del aprendizaje no está muy desarrollado. Knowles (citado en Cerda,2002) plantea que los adultos tienden a ser más autodirigidos que los niños y adolescentes.
 Se debe por lo tanto estructurar fuertemente el programa de tal manera que ellos accedan a los contenidos de manera detallada, organizada y guiada, y que los diálogos sean frecuentes y ordenados Moore (citado en Cerda,2002). Se usará entonces ,una tecnología de tercera y cuarta generación, que incluirá uso de computador para asistir el proceso de enseñanza-aprendizaje, además de uso de clases asistidas por Web. La modalidad de trabajo será semi-presencial y asincrónico Los contenidos del curso se suben a una plataforma de acceso virtual que contará, en primera instancia, con una estructura alta de organización ,en cuanto a los contenidos, las actividades y el dialogo entre el profesor y el alumno será fluido y organizado.
Esto implicaría entonces una menor autonomía de parte del alumno, que considero es necesaria en esta primera etapa del programa dada las características del mismo y de los alumnos participantes (adolescentes). Por último señalo que en la plataforma se incluyen recursos comunicativos de interacción tales como participación en debates, foros y uso de correo electrónico, así como también recursos impresos que, en palabras de Holmberg (citado en Cerda,2002) ayudarán a reforzar los procesos de comunicación y se mantendrá así una buena relación dentro del programa. En este sentido es importante que la interacción y las habilidades sociales se estimulen y se practiquen al interior del programa.




CONCLUSIONES
• Con el aprendizaje colaborativo se produce un alto nivel de éxito entre los estudiantes, debido al interactivo intercambio de ideas y opiniones entre los participantes del grupo.
• El aprendizaje colaborativo estimula la iniciativa individual, la toma de decisiones y despierta la motivación, lográndose así una mayor productividad individual y grupal.
• Estamos totalmente de acuerdo con lo que expresa Johnson (1993), cuando asegura que el aprendizaje colaborativo aumenta la seguridad en sí mismo, incentiva el desarrollo del pensamiento crítico y fortalece los sentimientos de solidaridad con los otros.
• En consecuencia el aprendizaje colaborativo es una forma de trabajar en grupos mediado por el espacio virtual que es altamente recomendada, aún para las personas que podamos carecer de algunas de las habilidades requeridas: el grupo, el proceso en desarrollo y el interés darán su aporte positivo.
• Por último, en vista de que el trabajo colaborativo es una excelente forma de trabajar con grupos de personas utilizando los recursos que nos brinda la telemática, para al Educación a Distancia y en particular para los educadores que pensamos incursionar en esa modalidad, el trabajo colaborativo se constituye en una capacidad necesaria a consolidar.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Cabero, J. y Márquez, D. (1997). Colaborando y aprendiendo. La utilización del video en la enseñanza de la geografía. Sevilla: Kronos.
Covey, S. (1998). Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Barcelona: Edit Paidos.
Guitert, M. y Jiménez, F. (2000). Trabajo cooperativo en entornos virtuales de aprendizaje. En: Aprender de la Virtualidad. España: Edit. Gedisa.
Hamada, T. y Scout, K. (2000). A collaborative learning model. The Journal of Electronic Publishing. En: http://www.press.uniech.edu/jep/06-01/hamada.htlm
Johnson, C. (1993). Aprendizaje Colaborativo, referencia virtual del Instituto Tecnológico de Monterrey. México. En: http://campus.gda.itesm.mx/cite
Jonson, D. y Jonson, R. (1999). Aprender Juntos y Solos. España: Edit. Aique.
Mariño, M. (2006). Plan de Curso: Telemática Educativa. Universidad Nacional Abierta, Vicerrectorado de Investigaciones y Postgrado. Caracas: UNA.
Mayer, R. (2000). Diseño educativo para un aprendizaje constructivista. En C. Reigeluth. (Ed). Diseño dela instrucción. Teorias y Modelos. Madrid: Aula XXI Santillana.
Vygotsky, L. (2000): El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Buenos Aires: Biblioteca de Bolsillo.
Cerda, C. (2002). Educación a Distancia: Principios y Tendencias. Rev. Perspectiva Educacional, Instituto de Educación,39-40,pp11-30. UCV Cook, K. Issues in Distance Education Course Design:A Literature Review.Introduction Distance Learning.Texas Tech Unviversity.from:
http://longman.awl.com/englishpages/tech_model13_review.htm Jung, I. (2001). Building a Theoretical Framework of Web-based Instrution in the Context of Distance Education, BristishJournal of Educational Technology ,32(5),pp525-534 Laidlaw, J. (2003). The Desing of Distance-Learning Programmes and the Role of Content Experts in their Production,Medical Teacher,25(2),pp182-187.University of Dundee,UK enlace]

Aprendizaje colaborativo y su importancia en la Educacion a Distancia


El desarrollo tecnológico ha venido impactando en todos los ámbitos del quehacer humano. Y, por supuesto el educativo: la tecnología ha creado nuevas formas de comunicación, nuevas maneras de acceder y de producir conocimiento.
En particular, para la Educación a Distancia la telemática, que resulta de la integración de la informática, la multimedia y las comunicaciones, viene a aportar herramientas que posibilitan la adquisición, organización y distribución de la información, de tal forma, que al parecer el tiempo y el espacio geográfico ya no constituyen, como antes, grandes obstáculos para del desarrollo de esta modalidad educativa.
Las nuevas herramientas telemáticas ofrecen servicios que facilitan la tan anhelada comunicación entre profesores y alumnos, creándose nuevas formas de interactuar, de estudiar y de trabajar. Estas novedosas formas de comunicación ameritan nuevas actitudes y nuevas capacidades por parte de los usuarios.
Es así que, la Educación a Distancia mediada por la telemática requiere de un participante poseedor de habilidades para el trabajo en ambientes virtuales. Según Mariño (2006), éste debe ser responsable de su aprendizaje, debe desarrollar habilidades y destrezas de autoaprendizaje, selección, análisis y evaluación de la información, asumiendo un papel activo y dentro de un ambiente de aprendizaje cooperativo.
Es en este contexto donde aparece una nueva forma de interacción interna entre los integrantes de un grupo mediado por la telemática: el trabajo colaborativo.
Definiciones
En la bibliografía especializada sobre el tema, existen diversa definiciones sobre trabajo colaborativo o cooperativo, algunas de ellas hacen una diferenciación entre los dos conceptos, nosotros los tomaremos como términos equivalentes. Entonces para los efectos que persigue este ensayo, seleccionamos a dos grupos de relevantes autores, uno de ellos lo constituyen Cabero y Márquez (1997), los cuales afirman que el trabajo colaborativo es:
“…una estrategia de enseñanza-aprendizaje de trabajo en pequeños grupos en oposición al trabajo individual y aislado de los estudiantes… …un trabajo que es realizado por todos los miembros que forman parte del equipo para llegar a metas comunes previamente establecidas, por oposición al trabajo individual y competitivo entre los pertenecientes a un grupo a clase, o al menos trabajo sumatorio de partes aisladas por cada uno de los miembros que constituyen el grupo.”
Esta definición resalta el trabajo colaborativo como una estrategia de enseñanza-aprendizaje en el cual todos los miembros participan en “comunidad” para el logro de metas comunes, es una forma de trabajar en grupo que vence el aislamiento y las posiciones competitivas que tanto perjudican la funcionalidad de los grupos en general. Luego tenemos a Guitert y Giménez (2000) que expresan:
“Se lleva a cabo trabajo colaborativo cuando existe una reciprocidad entre un conjunto de individuos que saben diferenciar y contrastar sus puntos de vista de tal manera que llegan a generar un proceso de construcción del conocimiento. Es un proceso en el que cada individuo aprende más de lo aprendería por sí solo, fruto de la interacción de los integrantes del equipo”.
Guitert y Giménez nos ofrecen una definición más completa en el sentido que incluyen la manera de lograr un trabajo colaborativo: a través de la reciprocidad de individuos que poseen habilidades para diferenciar y contrastar sus puntos de vista, además los autores afirman que a través de ese proceso cada uno de los individuos aprende más de lo que aprendería por sí solo. De esta manera, ya comenzamos a aclarar en qué consiste y cuál es la importancia del trabajo colaborativo.
Basamento Pedagógico
Lógicamente, para todos los que estamos comprometidos con la Educación a Distancia, es importante tener claro el cómo es la sustentación psicológica y pedagógica del aprendizaje en entornos de trabajo colaborativo. En este sentido, hablar de ambientes de aprendizaje colaborativo es basarnos en los principios de las teorías constructivistas, las cuales consideran al aprendizaje como un proceso interno de entendimiento, que se produce cuando el que aprende participa activamente en la comprensión y elaboración del conocimiento (Mayer, 2000). Además el constructivismo social (Vygotsky, 2000) argumenta que la cultura (los saberes) y el contexto son importantes en la formación del entendimiento. Es así que, el conocer y el proceso de construcción del conocimiento se originan en la interrelación social de las personas que comparten, comparan y discuten ideas. Es a través de un proceso interactivo que el que aprende construye su propio conocimiento. En el contexto del aprendizaje social interactivo el trabajo colaborativo se presenta como un excelente modelo para garantizar mejor la eficacia de un proceso de aprendizaje con un mayor beneficio para el grupo. A través del trabajo colaborativo se logra un compromiso grupal e individual en la construcción del conocimiento (Hamada y Scout, 2000).
En consideración a todo lo anterior y analizando los aportes de autores como Mecer (1997) y Johnson y Johnson (1999), podemos establecer lo que consideramos más relevante en cuanto a características, ventajas y limitaciones del trabajo colaborativo.
Características
• Esta basado en una fuerte relación de interdependencia de los diferentes miembros que lo conforman, de manera que el alcance final de las metas concierne a todos los miembros.
• La formación de los grupos en el trabajo colaborativo es heterogénea en habilidad y en las características de sus miembros.
• Todos los miembros tienen su parte de responsabilidad para la ejecución de las acciones del grupo.
• La responsabilidad de cada miembro es compartida.
• Se persigue el logro de objetivos claramente definidos.
• El trabajo colaborativo exige a los participantes habilidades comunicativas, relaciones simétricas y recíprocas y deseo de compartir la resolución de las tareas.
Ventajas del Trabajo Colaborativo
  Las estrategias de enseñanza están centradas en el estudiante, adaptándose a sus características y necesidades.
  Conecta a estudiantes dispersos geográficamente.
  Se puede hacer evaluaciones individuales de los estudiantes.
  Se reducen los costos para la realización de actividades formativas.
  Permite la utilización de diferentes recursos multimedia.
  Puede desarrollarse con diferentes tipos de plataformas de teleformación.
• Se pueden utilizar diversas herramientas de comunicación virtual  tanto sincrónicas como asincrónicas.


Limitaciones del Trabajo Colaborativo
• Se necesita una estructura administrativa específica.
• Se requiere personal de apoyo técnico.
• Costo de los equipos con las calidades necesarias para desarrollar la propuesta formativa.
• Las actividades en línea pueden llegar a consumir mucho tiempo.
• Cuidados con los derechos de autor en el mundo virtual.
• No todos los cursos se prestan para ser desarrollados por la web.
• Conocimientos especializados para la elaboración de los entornos virtuales.
• Aún falta mucho por investigar sobre el tema del trabajo colaborativo mediado por el Internet.
La Ética ante el Trabajo Colaborativo
Trabajar en un verdadero ambiente colaborativo exige de los integrantes del grupo una ética personal que, generalmente, sólo se puede encontrar en individuos adultos poseedores de una conciencia clara de cómo vivir la vida en comunidad y poseedores de unos hábitos de efectividad (Covey, 1998) que le garanticen el éxito de sus emprendimientos. No obstante, como nosotros no somos ni nuestros hábitos ni nuestras virtudes, porque ambas cosas se pueden obtener a través del aprendizaje, es posible que cualquier persona sana, con un buen nivel de motivación, se anime y se desenvuelva con éxito dentro de un grupo que interactúa de manera colaborativa. Para ello, esta persona tendría que asumir:
• Una iniciativa y/o proactividad ante el trabajo que le corresponde en el grupo.

• Un respeto pos sus compañeros de grupo como seres iguales, con los mismos derechos y deberes.
• Una responsabilidad para asumir las consecuencias de las propias acciones y del grupo.
• El ser independiente como individuo y a la vez interdependiente como grupo.
• Una capacidad de auténtico liderazgo democrático.
Herramientas para el Trabajo Colaborativo
Un grupo de trabajo colaborativo puede hacer uso de todas las herramientas y servicios de comunicación que le ofrece la telemática para llevar a cabo su acción formativa; no obstante, en la actualidad existen algunas herramientas virtuales, software y servicios que se muestran como ideales para el desarrollo de entornos colaborativos virtuales. Entre estas podemos mencionar:
• Las Plataformas de Teleformación: como la Moodle, que posibilitan la creación e impartición de cursos a través de Internet.
• Los Videoconferences: Como la Microsoft office Live Communication y Office Live Meeting.
• Los Chats de texto, audio y/o audiovideo Chat: como Windows Live Messenger y el Skype.
Fundamentación Teoría de la Educación a Distancia
Los cambios que nuestra sociedad ha experimentado han implicado una adecuación y una reingeniería de los sistemas de educación y de las maneras en que ésta se imparte. Esto ha significado entre otros procesos, pasar de un modelo centrado en el profesor a uno centrado en el alumno tal como lo señala Altbach (citado en Cerda,2002) Este cambio de paradigma educativo, requiere necesariamente de una teoría que lo sustente ,que defina conceptos, y entregue un marco de referencia conceptual, además de identificar los problemas y preguntas que la investigación sistemática en el área pueda responder. En este sentido creo que la educación a distancia comparte ciertamente algunos aspectos con la educación llamada “tradicional” como es por ejemplo, el lograr construir y generar conocimiento. Lo que cambia entonces es por una parte, la metodología de trabajo, los roles de los agentes educativos, el entorno en donde se da el proceso de enseñanza-aprendizaje, y el medio por el cual se imparte esta modalidad - entre otros aspectos. De acuerdo a Twigg y Oblinger (citados en Cerda,2002) el aprendizaje en nuestra sociedad actual ocurre al menos en tres escenarios: Las universidades, el trabajo y últimamente en el “Campus Virtual”.
Este cambio de modelo educativo se sustenta además en diversas situaciones, características y necesidades propias de la época post-industrial tales como: Cambio de escenario mundial, la globalización (que trae la posibilidad de integrar la tecnología al diseño de un determinado programa o proyecto educativo a nivel curricular, de aula, y del mundo laboral), cambio en la modalidad de desarrollar los trabajos y funciones dentro de la empresa pues se espera que los trabajadores realicen diversas tareas y que actualicen sus conocimientos de manera frecuente, también influye un medio ambiente altamente competitivo, la explosión del conocimiento y la necesidad de aumentar la productividad y la reducción de los costos de la educación superior entre otros aspectos. En este sentido y por lo anteriormente mencionado, considero que una teoría de la educación a distancia es necesaria, pertinente, y justificable ya que responde a requerimientos y demandas de la sociedad actual; Esta es ,como lo plantea Bruner (citado en Cerda,2002) una sociedad del conocimiento que está en permanente cambio –social, económico, educativo e incluso en la forma en que las personas interactúan en el día a día.
Quisiera plantear además, que el auge de la comunicaciones y de la tecnología facilita y permite que nuestra comunidad sea una comunidad global ,sin fronteras físicas ,ni barreras de tiempo, que afecten la generación y el traspaso de la información y el conocimiento. En este sentido pienso que la modalidad de la educación a distancia es pertinente y un aporte significativo y efectivo para implementar cursos que logren conectar y unir en un ambiente virtual a personas que tienen el interés y la necesidad de lograr objetivos que le permitan acceder a ese conocimiento que requieren, y que la sociedad actual les demanda. Por otro lado, la teoría de la educación a distancia se sustenta también en teorías del aprendizaje propias y particulares, asociadas a esta modalidad, y que explican y fundamentan la existencia y la pertinencia de esta modalidad de enseñanza –aprendizaje. En este sentido diversos autores plantean y desarrollan conceptos, ideas y constructos relacionados con este paradigma educativo y que en definitiva constituyen la teoría.
En relación a lo anterior, puedo mencionar a Moore (citado en Cerda,2002) quien plantea una teoría que integra el concepto de comunicación y que contempla dos dimensiones: comunicación transaccional y autonomía del estudiante. Para él, el espacio que se genera entre el profesor y el alumno ,es lo que denomina “comunicación transaccional”;este espacio puede llevar a una pérdida en la comprensión, afectando el proceso de enseñanza-aprendizaje.
Este espacio tiene a su vez dos dimensiones : el dialogo (entre el profesor y el alumno mediado por los recursos de comunicación) y la estructura ( la cual se asocia al diseño del curso). Moore (citado en Cerda,2002) señala que la segunda dimensión se relaciona con el grado de autonomía que el alumno tiene.,la cual a su vez esta dada por el grado de la distancia transaccional de cada alumno.
Esta consideración es muy relevante al momento de implementar programas a distancia, ya que permite adecuarlas al contexto educativo y al tipo de alumno y ambiente de trabajo. También me parece interesante la teoría que postulan Verduin y Clark (como aparece citado en Cerda,2002),quienes plantean que la educación a distancia se focaliza en tres dimensiones: dialogo, estructura y autonomía del alumno. La primera dimensión implica el dialogo y el apoyo que se le da al alumno. La estructura involucra elementos tales como ,el conocimiento previo del alumno y estructura del curso y la especialización del mismo.
Por último, la dimensión de autonomía del alumno contempla las aptitudes que él posee y que son particularmente asociadas al alumno adulto y que Malcon Knowles (citado en Cerda,2002) resume en su teoría de “andragogía”;Los adultos tienden a ser más autodirigidos , integran elementos de experiencia desde un repertorio mayor y tienen necesidades puntuales y especificas de aprendizaje. Considero que esta visión y aporte teórico es muy relevante al momento de diseñar un curso a distancia sobre todo cuando ese alumno es adulto Considero que esta postura plantea e integra conceptos como el de comunicación , educación de adultos , especialización y estructura y aptitudes y competencias del alumno y por lo tanto considero que es una aproximación amplia ya que contempla diversos elementos que están presentes en la educación a distancia. Finalmente, considero que a pesar de las diferencias que las diversas aproximaciones teóricas plantean ,todas ellas tienen un fin último coincidente; tratar de explicar y fundamentar a partir de conceptos, evidencia, ideas y experiencias una teoría que defina, sustente y genere a su vez las respuestas que surgen y que es necesario investigar y responder para así implementar proyectos efectivos y orientar de manera concreta a los docentes y alumnos.
Fundamentación de Tecnología Utilizar La tecnología asociada a la educación a distancia entrega una herramienta poderosa y beneficiosa para el aprendizaje de los alumnos y la literatura e investigaciones pueden mostrar una gran cantidad de informes sobre el uso efectivo de esta tecnología. Se puede mencionar por ejemplo, el meta-análisis de Kulik (citado en Cerda,2002) que mostró que en promedio los alumnos apoyados por computador alcanzaron el percentil 64 en pruebas de rendimiento, contrastado con el percentil 50 logrado por alumnos que no usaron computador. Se mostró además que necesitaron menos tiempo para lograr el aprendizaje y tuvieron actitudes más positivas en clases. En este sentido , es importante también señalar que la tecnología que se use en un determinado curso o programa dependerá de los objetivos, metodología tipo de alumnos y recursos entre otros aspectos. La tecnología que propongo para el desarrollo de un curso a distancia, se apoya y se sustenta, en parte, en la base teórica propuesta por Moore , que integra el concepto de interacción entre el alumno el profesor y la tecnología.
Este modelo teórico permite además crear ambientes de aprendizaje virtual flexibles, ya que es posible variar la dimensión transaccional por medio de la graduación del dialogo entre profesor y alumno y la estructura(como se cita en Cook,);El concepto original incorpora la posibilidad de articular los conceptos de estructura y dialogo y la autonomía del alumno además de expandir los conceptos para considerar e incluir aspectos y características propias del ambiente de aprendizaje con tecnología, tal como lo plantea Chen y Willits (citados en Jung,2001) En este sentido se puede señalar también la postura teórica de Keegan quien plantea (como se cita en Cook) Que esta modalidad debiera permitir al alumno escoger formas diversa de aprender, permitir mezclar metodologías que integren la tecnología de tal manera que la construcción del conocimiento se logre de la manera mas efectiva, emplear multimedia, respetar los tiempos , ritmos y formas de aprender de los alumnos y evaluar de manera efectiva sus logros.
Esta tecnología ,sustentada por las teorías mencionadas, se usará en alumnos adolescente por lo que el nivel de autonomía y de auto dirección del aprendizaje no está muy desarrollado. Knowles (citado en Cerda,2002) plantea que los adultos tienden a ser más autodirigidos que los niños y adolescentes.
 Se debe por lo tanto estructurar fuertemente el programa de tal manera que ellos accedan a los contenidos de manera detallada, organizada y guiada, y que los diálogos sean frecuentes y ordenados Moore (citado en Cerda,2002). Se usará entonces ,una tecnología de tercera y cuarta generación, que incluirá uso de computador para asistir el proceso de enseñanza-aprendizaje, además de uso de clases asistidas por Web. La modalidad de trabajo será semi-presencial y asincrónico Los contenidos del curso se suben a una plataforma de acceso virtual que contará, en primera instancia, con una estructura alta de organización ,en cuanto a los contenidos, las actividades y el dialogo entre el profesor y el alumno será fluido y organizado.
Esto implicaría entonces una menor autonomía de parte del alumno, que considero es necesaria en esta primera etapa del programa dada las características del mismo y de los alumnos participantes (adolescentes). Por último señalo que en la plataforma se incluyen recursos comunicativos de interacción tales como participación en debates, foros y uso de correo electrónico, así como también recursos impresos que, en palabras de Holmberg (citado en Cerda,2002) ayudarán a reforzar los procesos de comunicación y se mantendrá así una buena relación dentro del programa. En este sentido es importante que la interacción y las habilidades sociales se estimulen y se practiquen al interior del programa.




CONCLUSIONES
• Con el aprendizaje colaborativo se produce un alto nivel de éxito entre los estudiantes, debido al interactivo intercambio de ideas y opiniones entre los participantes del grupo.
• El aprendizaje colaborativo estimula la iniciativa individual, la toma de decisiones y despierta la motivación, lográndose así una mayor productividad individual y grupal.
• Estamos totalmente de acuerdo con lo que expresa Johnson (1993), cuando asegura que el aprendizaje colaborativo aumenta la seguridad en sí mismo, incentiva el desarrollo del pensamiento crítico y fortalece los sentimientos de solidaridad con los otros.
• En consecuencia el aprendizaje colaborativo es una forma de trabajar en grupos mediado por el espacio virtual que es altamente recomendada, aún para las personas que podamos carecer de algunas de las habilidades requeridas: el grupo, el proceso en desarrollo y el interés darán su aporte positivo.
• Por último, en vista de que el trabajo colaborativo es una excelente forma de trabajar con grupos de personas utilizando los recursos que nos brinda la telemática, para al Educación a Distancia y en particular para los educadores que pensamos incursionar en esa modalidad, el trabajo colaborativo se constituye en una capacidad necesaria a consolidar.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Cabero, J. y Márquez, D. (1997). Colaborando y aprendiendo. La utilización del video en la enseñanza de la geografía. Sevilla: Kronos.
Covey, S. (1998). Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Barcelona: Edit Paidos.
Guitert, M. y Jiménez, F. (2000). Trabajo cooperativo en entornos virtuales de aprendizaje. En: Aprender de la Virtualidad. España: Edit. Gedisa.
Hamada, T. y Scout, K. (2000). A collaborative learning model. The Journal of Electronic Publishing. En: http://www.press.uniech.edu/jep/06-01/hamada.htlm
Johnson, C. (1993). Aprendizaje Colaborativo, referencia virtual del Instituto Tecnológico de Monterrey. México. En: http://campus.gda.itesm.mx/cite
Jonson, D. y Jonson, R. (1999). Aprender Juntos y Solos. España: Edit. Aique.
Mariño, M. (2006). Plan de Curso: Telemática Educativa. Universidad Nacional Abierta, Vicerrectorado de Investigaciones y Postgrado. Caracas: UNA.
Mayer, R. (2000). Diseño educativo para un aprendizaje constructivista. En C. Reigeluth. (Ed). Diseño dela instrucción. Teorias y Modelos. Madrid: Aula XXI Santillana.
Vygotsky, L. (2000): El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Buenos Aires: Biblioteca de Bolsillo.
Cerda, C. (2002). Educación a Distancia: Principios y Tendencias. Rev. Perspectiva Educacional, Instituto de Educación,39-40,pp11-30. UCV Cook, K. Issues in Distance Education Course Design:A Literature Review.Introduction Distance Learning.Texas Tech Unviversity.from:
http://longman.awl.com/englishpages/tech_model13_review.htm Jung, I. (2001). Building a Theoretical Framework of Web-based Instrution in the Context of Distance Education, BristishJournal of Educational Technology ,32(5),pp525-534 Laidlaw, J. (2003). The Desing of Distance-Learning Programmes and the Role of Content Experts in their Production,Medical Teacher,25(2),pp182-187.University of Dundee,UK enlace]